¿En qué casos se recibe una indemnización por despido improcedente?

Hay que empezar por destacar que una muy buena proporción de los trabajadores tienden a considerar que en el momento en que son despedidos, siempre cuentan con el derecho a recibir una indemnización por despido improcedente, más que nada porque el tiempo que han trabajado en una empresa, pero esto no es así.

A continuación se aclaran la mayor parte de las dudas más comunes en torno a este concepto de la indemnización por despido improcedente, para que usted pueda sortear este tipo de confusiones.

Casos en los que se recibió una indemnización por despido improcedente

Para que se comprenda desde el inicio con claridad este concepto, sólo se tiene derecho a tipo de indemnización si el trabajador ha sido despedido, impugna el despido y hay lugar para una de las dos opciones siguientes:

  • La empresa se encarga de reconocer por medio de un acto de reconciliación, bien sea de modo administrativo previo o en su defecto judicial, que alguna improcedencia del despido y por lo tanto ofrece una indemnización correspondiente.

  • Si el juez declara que el despido ha sido improcedente y por lo tanto la empresa elige pagar la indemnización.

En caso que ninguna de las dos situaciones anteriores ocurran, y que por cierto no depende del trabajador, más allá de la demanda que pueda establecer contra la empresa, el trabajador no va a disponer de un derecho para acceder a esta indemnización por despido improcedente.

En cuanto a la empresa, no podrá reconocer esta improcedencia en el despido, de modo directo en la carta de despido y ofrecer una indemnización al trabajador. Esta fue una opción que existió hasta el año 2012, pero una vez se cumplió con esa fecha, para que una empresa pueda reconocer que existe una improcedencia ante el trabajador, es necesario que se haya impugnado el despido.

La readmisión del trabajador por parte de la empresa

Otro de los ejemplos que se pueden plantear para clarificar el asunto, es que en caso de una sentencia declare que el despido de un trabajador ha sido improcedente, la empresa puede tomar la decisión de readmitir el trabajador, en este caso pagando los salarios de tramitación o en su defecto no readmitir y por lo tanto teniendo que asumir la obligación de pagar la indemnización por despido improcedente.

Como último dato adicional sobre este apartado, se destaca que sólo en el caso que la persona sea con representantes de los trabajadores como parte de la organización de la compañía que está haciendo parte del proceso, será el trabajador quien va a disponer de la posibilidad de seleccionar entre algunas de las dos opciones que se han planteado en el párrafo anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *