Protagonismo de los robots en el Salón del Manga de Barcelona

El XXIII Salón del Manga de Barcelona abrió con una exposición de robots y ciborgs, entre los cuales uno de los ejemplares participantes en la nueva versión de Blade Runner como principal atracción. La feria se prolongará hasta domingo, pero las entradas anticipadas para el fin de semana ya se han agotado. Los tickets serán de un solo acceso –no se podrá salir y entrar del recinto–, medida que la organización cree que no causará problemas.

Los asistentes encontrarán una muestra en homenaje al centenario del primero animo. Las exposiciones, junto con más actividades y muestras, formarán parte del Tamashii Nations World Tour, que pasará por Barcelona entre el 1 y el 5 de noviembre.

Objetos de referencia en la cultura japonesa

El cónsul general del Japón en Barcelona ha destacado las actividades que harán disfrutar los asistentes de una amplía gama de iniciativas relacionadas con la cultura japonesa: haikus, papiroflexia, música japonesa, ceremonias de té y danzas tradicionales, entre más acontecimientos. Otra de las grandes atracciones de este año será la presencia de dos autores: Robico y Yoshiaki Sukeno, que estarán a la Feria como invitados especiales.

Además, Deltebre añadirá el punto gastronómico. El municipio, famoso por su arroz, tendrá una parada con menús varios segundos del día. Dada la importancia del arroz en la cultura japonesa, se pretende crear una conexión entre las dos culturas.

El potencial médico de los robots

El servicio de cirugía torácica de Hospital Universitario Joan XXIII de Tarragona, servicio extendido con el Hospital Universitario de Bellvitge, ha llevado a cabo la primera cirugía robótica oncológica pulmonar de Cataluña y de los servicios sanitarios públicos de todo el estado español. La intervención la llevaron a cabo los doctores Pau Rodríguez-Taboada, Anna Ureña y Gabriela Rosado, liderados por el jefe de servicio, Ignacio Escobar. Se trató de una resección pulmonar con vaciado ganglionar mediante el robot quirúrgico Da Vinci, según informan fuentes del centro hospitalario.

Este Sistema Da Vinci es un equipo de cirugía robótica que fue diseñado para abordar cirugías complejas de manera mínimamente invasiva. Según las mismas fuentes del hospital, se compone de una consola ergonómica, desde donde opera el cirujano a la misma sala, una torre de visión y un carro quirúrgico con tres o cuatro brazos robóticos interactivos. El aparato permite superar limitaciones propias de la cirugía abierta y endoscópica potenciando termas de visión, precisión y control de las habilidades del cirujano. Se encuentran sistemas da Vinci por todo el mundo, mayoritariamente en Estados Unidos, en centros públicos y privados, y puerta instalado al Hospital Joan XXIII desde el pasado mes de enero con el fin de ayudar los servicios quirúrgicos del centro sanitario. Los profesionales que lo utilizan han recibido formación específica en centros extranjeros. El servicio de cirugía torácica de Joan XXIII inició, este mes pasado de octubre, un nuevo periodo quirúrgico disponiendo del robot como herramienta terapéutica, junto con la cirugía endoscópica y con la cirugía abierta, cuando sea preciso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *